El Flamenco en el Reino Unido: Trabajo y Remuneración

Recibo comunicaciones de vez en cuando de personas españolas con deseos de venir a vivir y trabajar en el Reino Unido.

Quieren saber si hay oportunidades para trabajar con el flamenco, qué tipos de trabajos pueden ser y, claro, cuánto se puede cobrar.

Pensé, entonces, poner aquí unas anotaciones para responder un poco a estas preguntas.

No me voy a detener mucho en comentar la situación que disfrutan las grandes compañías de flamenco que presentan producciones profesionales en los teatros destacados como puede ser el Sadler’s Wells, ni tampoco los conciertos que ofrecen los consagrados concertistas de la guitarra flamenca.

Esas personas disfrutan de unas condiciones un tanto predilectas y sus condiciones y ofertas de trabajo son de escasa relevancia para el resto de los mortales entre los que me encuentro.

Voy a hablar por separado del cante, el baile y la guitarra porque las oportunidades son diferentes para cada caso.

No quiero desanimar a nadie: a mí me gusta tener una perspectiva positiva frente a la vida, pero tampoco voy a ocultar lo que conozco y es relevante.

No todas las noticias son malas.

Aquí comparto mi experiencia de largos años trabajando en el flamenco en Inglaterra y el Reino Unido.

El Cante Flamenco en Inglaterra y el Reino Unido

De todo lo flamenco esto es lo más difícil. Habrá, no digo que no, británicos que entienden de flamenco puro, de cante jondo y a quienes les gusta, pero son absolutamente la excepción a la regla.

Aquí en Inglaterra no se entiende el cante flamenco y, vamos a ser sinceros, tampoco gusta epecialmente en toda la geografía española.

El cante entonces se escucha cuando acompaña al baile flamenco. La única oportunidad de trabajo para el cantaor o la cantaora es como parte de un cuadro flamenco.

Ya existen cantaores y cantaoras flamencos en el Reino Unido y son conocidos en el mundo flamenco británico.

Siempre puede llegar alguien nuevo e intentar incorporarse a este mundillo de flamenco que se encuentra aquí por Inglaterra y el resto de las Islas Británicas.

Lamento decir que sería cobrando poco. Creo que en veinte años me han pedido solo una vez traer un cantaor flamenco para una noche española.

El Baile Flamenco en Inglaterra y el Reino Unido

Las noticias para el baile son mucho más alentadoras.

Lo que siempre ha gustado más en el flamenco y sigue gustando es el baile.

Una bailaora puede ganar a lo mejor 100 libras esterlinas en una noche española o más si no tiene que pagar a un guitarrista.

Tendría que ser capaz de presentar tres pases de 45 minutos con descanso y tendría que poder ofrecer una variedad de coreografías y preferiblemente variedad de trajes coloridos.

Vamos a comparar un poco el baile flamenco en Inglaterra con las clases de inglés impartidas por un profesor nativo en España.

Hace años sabemos que cualquier persona procedente de un país de habla inglesa podía ofrecer clases de inglés e incluso montar una academia de inglés o de varias lenguas.

En esos tiempos teníamos un poco la tendencia de menospreciar al docente español en este campo lingüístico. A lo mejor sabíamos de clases de inglés impartidas por no sé qué profesor de no sé qué especialidad en el instituto y desconfiábamos.

Teníamos fe en que el profesor nativo no solo hablaría su lengua con una pronunciación perfecta sino que a nosotros nos ayudaría a aprobar todos los exámenes y a alcanzar un nivel esmerado de la lengua inglesa.

Poco a poco nos íbamos dando cuenta de que las cosas no eran exactamente así.

A veces resultaba que el profesor nativo tal vez no tenía ninguna preparación docente y poco a poco los profesores nativos españoles se estaban poniendo las pilas y comenzaban a alcanzar un nivel muy elevado en la enseñanza de la lengua inglesa.

Ya me imagino lo que me vais a preguntar: que si el nivel de flamenco entre británicos y otras personas residentes en el Reino Unido nos va a arrebatar la corona y van a subir ellos a ser los indiscutibles maestros del arte flamenco.

Si no me equivoco eso no va a pasar nunca. Lo que ya está pasando es que las personas aficionadas al flamenco se lo están tomando muy en serio.

Por ejemplo, cuando vienen las grandes compañías de flamenco para actuar en los teatros simpre hay alguna entidad que se ocupa de contratar a los bailaores y bailaoras principales para que ofrezcan clases magistrales de técnica y coreografía de bailes flamencos.

Estas clases tienen una aceptación enorme. Las inglesas y los ingleses quieren bailar el flamenco lo mejor posible.

Luego algunos de ellos se pasan etapas en España dedicándose de lleno a mejorar sus niveles de baile flamenco y los conocimientos adquiridos los llevan de vuelta al Reino Unido donde se dedican a dar clases y a presentar espectáculos de flamenco en teatros regionales.

Por supuesto que todavía quiero pensar que hay cabida para profesionales españoles, solo que tenemos que darnos cuenta de que igual que en España nos vamos a encontrar con profesorado de La Escuela Oficial de Idiomas que no solo tiene una carrera y una oposición sino que no es infrecuente que también tengan Máster y Doctorado además de largos años vividos en Inglaterra o Irlanda.

Claro que sí, la chispa, la sangre, el no sé qué, la gracia y el duende… de todo eso no voy a hablar para no ofender a nadie.

La Guitarra Flamenca en el Reino Unido

Los guitarristas de flamenco tenemos básicamente dos oportunidades de trabajo: tocar para baile o tocar como solistas.

En teoría podemos acompañar a clases de baile pero en realidad las bailaoras no suelen tener suficiente dinero para pagar a un guitarrista y se ven obligadas a dar las clases usando grabaciones.

Las oportunidades de acompañar al baile en espectáculos son un poco mejor. Debido al relativo exito del baile flamenco en el Reino Unido se producen de vez en cuando solicitudes de bailaoras con guitarristas para acontecimientos como noches temáticas españolas.

Claro que las bailaoras ya tienen sus guitarristas que conocen y que tienen el toque muy bien ensayado para las coreografías.

Lo más sencillo es tocar como solista para situaciones donde el cliente busca la guitarra flamenca como música de fondo. Aquí siempre se produce la situación en que el cliente típico en realidad no es conocedor de arte flamenco y no sabe lo que es una Soleá o una Siguiriya y cuando piden guitarra flamenca en realidad están pensando en guitarra española y dentro de eso cabe cualquier tema que dichos clientes se imaginan como flamenco.

A veces se pueden conseguir 100 libras esterlinas por noche pero hay que contrarrestar los gastos que se tienen para llegar al lugar de la actuación.