Guitarras Pablo Requena

Tengo una guitarra flamenca del guitarrero malagueño Pablo Requena.

versión en inglés

Es mi guitarra de primera elección y por eso he querido dedicar unas palabras aquí para compartir mis impresiones sobre esta guitarra y por extensión las guitarras en general de este guitarrero.

Primero, como sé que a muchas personas les gusta ver vídeos de las guitarras puedo indicar mi cuenta de YouTube que lleva el nombre tomasjimenezguitar, donde casi todos los vídeos que tengo son de clases de guitarra o en actuaciones de Pablo Requena.

Los únicos que no son de Pablo y de hecho las grabé con gitarras de Gerundino son: Zapateado en Re donde aparezco con camisa roja y un fondo verdoso; Festival del Cante de las Minas donde aparezco con camisa blanca de manga corta y Solea, Flamenco Guitar and Dance donde aparezco sentado en un rincón acompañando al baile por Soleá.

Por lo demás todos los otros vídeos son de Requena.

Se distingue visualmente rápidamente la guitarra de Pablo por la Embocadura o dígase la Roseta que no es típica porque tiene un diseño muy obvio de unas formas en blanco y negro en vez de los mosaicos tan complejos que estamos acostumbrados a ver en las guitarras clásicas y flamencas.

La guitarra flamenca de Pablo Requena es comodísima

Yo encuentro que la tensión de las cuerdas es absolutamente perfecta.

La tensión de las cuerdas no es ni muy floja ni muy apretada, ni muy blanda ni muy dura pero también encuentro que las cuerdas tienen una caraterística que lo llamaría rebote. Quiero decir con esto que cuando toco una cuerda encuentro que esa cuerda está a continuación inmediatamente en su sitio.

Con algunas guitarras he tenido que ir detrás de las cuerdas como si resbalaran o se alejaran de mis dedos.

Con esta guitarra Requena es exactamente lo contrario; la cuerda está siempre exactamente en su sitio preparado para recibir la siguiente nota y esto sirve para mejorar todas las técnicas pero que yo lo disfruto especialmente en picado y arpegios.

El tiro o la largura de la cuerda no sé lo que será porque no soy muy aficionado a tomar medidas. Lo cierto es que la guitarra también es muy cómoda para la mano izquierda, se trabaja muy bien con los trastes y el diapasón y el mango tiene una curva perfecta para mi mano.

La caja de la guitarra es algo más pequeña que muchas otras guitarras. A mí me gusta porque encuentro que me siento fusionado con ella; es fácil tenerla en los brazos o abrazarla si queremos ser un poco románticos.

El sonido de está guitarra de Pablo Requena es francamente excepcional.

Las cuerdas graves ofrecen un sonido percusivo, impactante y flamenquísimo.

Las agudas o  tiples a su vez producen un sonido bellísimo sin en ningún momento recordarnos al sonido de la guitarra clásica.

La guitarra tiene una pegada enorme y el sonido me llega al fondo de las salas de concierto sin usar micrófono.

Desprende harmónicas en todas las notas y sigue teniendo gran fuerza en los trastes altos a partir del traste 12.

Siempre está dispuesta, nunca te deja tirado. Tuve que dejarla en una ocasión durante unos dos meses porque estuve de gira y me llevé otra guitarra. A la vuelta mi guitarra de Requena no había perdido nada, no se había quedado aburrida ni dormida; tenía todo su brillo y estaba lista para poner la quinta marcha.

Esto para mí es muy importante porque es muy difícil encontrar una guitarra flamenca que te ofrezca todas las características que buscas.

Esta guitarra no está en venta y solo quería compartir la alegría que tengo cada vez que toco mi guitarra de Pablo Requena.